Blog

Como funciona un sistema de alarmas

como funciona sistema de alarmas

como funciona un sistema de alarmas

Como funciona un sistema de alarmas para casa.

Existen diferentes tipos de sistemas de alarma de seguridad. Las principales son: alarmas para casas, alarmas para empresa, alarmas contra incendio, alarmas para autos, alarmas cableadas, alarmas inalámbricas, alarmas híbridas, etcétera. En el presente artículo vamos a explicar como funciona un sistema de alarmas para casa o empresa. El detalle es sobre un sistema alambrado, no se ha considerado sistemas inalámbricos, porque el principio de funcionamiento es el mismo, aunque con ciertas diferencias que se explicarán en otro post.

Sistema de alarma definición:

Un sistema de alarmas es un conjunto de dispositivos electrónicos de seguridad que se instalan en una propiedad para alertar al usuario ante un evento de intrusión, inicio de fuego, presencia de gas, calor, aniegos y otras situaciones anormales.

Los sistemas de alarmas no impiden que se produzcan dichos eventos, o que los ladrones penetren en una propiedad, pero sí actúan como elemento disuasivo y de alerta. Contar con un sistema de alarmas ayuda a reducir la probabilidad de sufrir un allanamiento de morada y en la reducción de perdidas.

Componentes o partes de un sistema de alarmas.

Para comprender el funcionamiento de estos sistemas de seguridad pasamos a describir los diferentes elementos por separado.

Los sistemas de alarmas están conformados por los siguientes elementos:

Panel de control o panel central.

panel central de sistema de alarmas
vista interior de panel central

Es un gabinete metálico donde se alojan: la tarjeta principal, un transformador que reduce la tensión eléctrica de 220 a 16 voltios de corriente alterna y una batería de 12 voltios a 4 o 6 amperios/hora,  para respaldo en caso de corte de fluido eléctrico.

Debe instalarse de preferencia en un lugar discreto, oculto a la vista y libre de humedad o agentes químicos.

Tarjeta principal.

tarjeta central de un sistema de alarmas
tarjeta central

La tarjeta principal es el cerebro del sistema y va alojada dentro del gabinete metálico anteriormente descrito. Cuenta con bornes para conectar el teclado, los sensores, la sirena y conexiones para la comunicación. Comunicación que consiste en el envío de señales a una central de monitoreo.

Dicha comunicación puede ser por intermedio de una línea telefónica, comunicador GPRS (celular), o vía internet con una tarjeta IP. También traen conexiones PGM (salidas programables), que se pueden utilizar para reiniciar sensores de humo, activar luces estroboscópicas o relés de mando.

Asimismo se puede configurar el sistema para recibir llamadas telefónicas en el celular en caso de algún evento.

Otros sistemas más modernos permiten interactuar con el usuario por intermedio de mensajes de texto SMS o desde una aplicación instalada previamente en un smartphone.

Teclado.

teclado de sistema de alarmas
teclado de sistema de alarma

Este dispositivo sirve para programar el sistema y  para armar (activar) o desarmar (desactivar) el sistema por medio de un código. Este código generalmente es de 4 dígitos.

Se recomienda su instalación cerca del ingreso principal, con el fin de reducir el tiempo de entrada.

Un teclado en su versión más básica cuenta con botones con los dígitos del 0 al 9 y las teclas de comando * y #.

También incorpora indicadores de estado del sistema, que según el modelo pueden ser por medio de LED´s (diodo emisor de luz en inglés) o una pantalla LCD (pantalla de cristal líquido).

En caso de tener un teclado tipo LED, éstos indican los siguientes estados según el color:

-Verde: listo para armar.

-Rojo: sistema armado.

-Amarillo o ámbar: problemas del sistema.

Asimismo incorporan LED´s para indicar las zonas, generalmente  son de color rojo y llevan al costado la descripción zona 1, zona 2, zona 3, zona 4, zona x…

Si un LED de zona está encendido significa zona está abierta y si está apagado zona cerrada.  Una zona es asociada por lo general con un dispositivo o sensor y permite saber en qué lugar se generan las alarmas.

Además cuenta con tres teclas de emergencia 24 horas.  Fuego (F), Pánico (P) y Ambulancia (A). Éstas teclas se deben presionar por más de tres segundos para activar la alerta.

Sirena.

sirena de 30 vatios
sirena de 30w

Es el elemento sonoro que realiza la función de disuasiva y de aviso emitiendo un potente sonido cuando se dispara un dispositivo.

Hay sirenas de interior y exterior, con la clásica forma de corneta, que son las más comunes, o también de forma cuadrada. Vienen en diferentes potencias (15, 30 y 60 vatios).

En la salida de la sirena del panel central, también se puede conectar luces estroboscópicas para complementar el elemento disuasivo. Las sirenas no cuentan con un regulador del volumen de los decibeles.

Se recomienda instalar la sirena en el interior del inmueble protegido y en un lugar alto.

La sirena siempre se puede silenciar ingresando el código de usuario, independientemente del motivo por el cual se activó.

 

Contactos magnéticos.

contacto magnético
contacto magnético

Son los elementos más comunes y económicos en un sistema de alarmas. Se utilizan para proteger puertas y ventanas de manera eficiente y segura.

Su funcionamiento se basa en un interruptor activado por un imán. El interruptor o contacto se instala en el marco y el imán en la puerta. El contacto se cierra o se abre según el imán se aproxima o aleja. Si el sistema se encuentra armado (activado)  y se abre la puerta, generará una alarma audible.

Se fabrican en varios modelos, colores y materiales.  Se clasifican por lo general en contactos magnéticos livianos, semipesados y pesados según su grado de resistencia mecánica, para su aplicación respectiva en puertas de vidrio, madera, aluminio o fierro.

También existen los contactos magnéticos tipo balín, que se empotran en las puertas de madera y quedan ocultos a la vista, con lo que se evita posibles sabotajes y se conserva la estética.

 

Detectores de movimiento o PIR´s.

sensor de movimiento
sensor de movimiento

Son dispositivos cuyo principio de funcionamiento está basado en la detección de calor y movimiento por medio de rayos infrarrojos. El ángulo de cobertura es de unos 90° y generalmente tienen un alcance de 12 a 15 metros.

Para sacarles máximo provecho se recomienda instalarlos en una esquina y colocarlos a unos 2,40 metros del piso, del ambiente a proteger.

También hay modelos con cobertura de 360° que se colocan en los techos. La mayoría de estos sensores cuentan con un LED de color rojo que indica la detección del movimiento.

Para evitar falsas alarmas, se recomienda instalarlos en ambientes cerrados, libres de corrientes de aire y de la luz directa del sol.

Si se requiere instalarlos en ambientes hostiles o externos, existen modelos de doble lente o doble tecnología (infrarrojo + microondas) con protección hermética y solar, diseñados especialmente para uso exterior. Estos dispositivos también son conocidos como PIR (infrarrojo pasivo por sus siglas en inglés).

 

Detectores de rotura de cristal.

detector de rotura de cristal
detector de rotura de cristal

Estos aparatos incorporan un micrófono. Se activan al percibir el sonido de frecuencia aguda producido por la rotura de un cristal.

 

Barreras fotoeléctricas.

barrera fotoeléctrica
barrera fotoeléctrica

Estos detectores emiten un haz de luz infrarroja entre dos puntos distantes, cuentan con un elemento transmisor y un receptor. La alarma se genera al cruzar el haz e interrumpir el paso de luz entre dicho transmisor y receptor.

Se utilizan para protección perimetral, por lo que se instalan en lo alto de los muros como alternativa a los cercos eléctricos. Se puede cubrir hasta mas de 100 metros de longitud de un muro con uno de estos equipos. Es ideal su aplicación para exteriores.

 

Detectores de humo.

detector de humo
detector de humo

Son los dispositivos más comunes en la detección de incendio. Detectan la presencia de humo en el aire, los hay de dos tipos: fotoeléctricos y iónicos.

Se recomienda instalarlos pegados al techo y en lugares donde no haya exceso de polvo y humedad. Éstos últimos podrían generar falsas alarmas.

Otros dispositivos que forman parte de un sistema de alarmas son: pulsadores de emergencia, sensores de temperatura, estaciones manuales contra incendio, sensores de aniegos, sensores de impacto, detectores de monóxido de carbono y muchos más según la necesidad de cada instalación.

Operación básica de un sistema de alarmas.

Los sistemas de alarmas se controlan desde un teclado con un código de 4 dígitos.

Con dicho código se puede armar y desarmar el sistema y anular zonas. También permite programar la hora del sistema y otras funciones adicionales.

Armado del sistema.

1.-Para armar el sistema de alarma se deben cerrar todas las puertas y ventanas que tengan contactos magnéticos y se debe anular el movimiento en zonas con sensores de interior.

2.-Verificar que el LED verde de listo se encienda.

3.- Ingresar su código de usuario. Si se equivoca al ingresar el código presionar la tecla numeral # para limpiar y volver a intentarlo.

4.-El teclado empezará a emitir unos sonidos o bips indicando el conteo de tiempo de salida. Al mismo tiempo que se encenderá el LED rojo de armado. Concluido el tiempo de salida el sistema quedará en modo armado.

Desarmado del sistema.

1.-Para desarmar el sistema basta con ingresar en el teclado el código de usuario. Si se equivoca al digitar el código presionar la tecla numeral # para limpiar y volver a intentarlo.

El desarmado se puede realizar desde el interior o ingresando por una zona con demora.

Exclusión o bypass de zonas.

Es una función que sirve para anular de manera temporal una zona o dispositivo. Esta exclusión se realiza antes del armado y funciona sólo para ese armado. Al desarmar el sistema, la zona vuelve a su estado normal.

Tipos de armado.

Hay dos formas de armado básicos:

Armado presente o armado parcial.

Consiste en armar el sistema dejando las zonas perimetrales protegidas y las zonas internas anuladas.

Esta acción se realiza de forma automática con sólo ingresar el código de usuario.

Algunos modelos incorporan una tecla directa para ésta función.

Este tipo de armado es conveniente cuando el usuario del sistema se queda en el interior del inmueble protegido, porque le permite libertad de movimiento, sin descuidar la protección del perímetro.

Generalmente los sensores de movimiento interiores son los que quedan anulados  y los contactos magnéticos de las puertas permanecen activos o en alerta.

Se puede configurar cada zona o elemento de manera individual para que trabajen en modo presente o ausente.

Armado ausente o armado total.

Es un modo de armado donde todos los dispositivos o zonas internas y perimetrales, quedan incluidos en el armado del sistema.

Esto ocurre también de manera automática al ingresar el código de usuario o presionar una tecla directa.

Si el armado se realiza sólo con el código de usuario, el sistema pasará de modo presente a modo ausente, al abrir y cerrar la puerta por donde se realizará la salida, ésta acción de apertura y cierre de dicha puerta actúa como un “interruptor”.

Definiciones de zonas de un sistema de alarmas.

Las definiciones de zonas son los atributos que se programan para que los sensores tengan cierto tipo de comportamiento. Se que pueden configurar según la necesidad del usuario, las más usadas son:

-Zona con demora.

Genera una alarma culminado el tiempo de ingreso programado. Se debe programar este tipo de zona a la puerta de ingreso y salida.

-Zona instantánea.

Genera una alarma sin dar ningún tipo de retardo. Se recomienda programar con esta definición de zona todos los sensores perimetrales.

-Zona interior (Seguidora).

Genera una alarma instantánea, si no es activada primero una zona temporizada. Este tipo de zona sigue contando el tiempo de entrada sólo si se ingresa por una zona programada con demora. Pero funciona como zona instantánea si se ingresa por un lugar no autorizado.

-Zona Interior Presente / Ausente.

Este tipo de zona funciona igual que una zona interior, con la diferencia que la zona será excluida automáticamente cuando el sistema se arme en modo presente. Osea si se arma el sistema y el usuario se queda dentro la zona se anula (modo presente), y si  sale, se vuelve instantánea (modo ausente).

-Zona de incendio Normal 24 Horas.

Genera una alarma inmediatamente ante un evento de fuego. Las zonas 24 horas no necesitan armarse con el código de usuario, están armadas de manera continua por defecto. El código sólo se ingresa cuando se activa la sirena para silenciarla.

-Zona 24 Horas Robo.

Este tipo de zona se utiliza para los pulsadores de emergencia o pánico. Al igual que la zona de incendio, no se necesita ingresar un código nada más que para silenciar la sirena cuando se active. En caso tenga un sistema con monitoreo, se recomienda por seguridad configurar este tipo de zona como silenciosa (sin sonido de sirena).

Resumen del funcionamiento un sistema de alarmas.

El sistema se opera por medio de un teclado numérico, con el cual se arma y desarma el sistema.

Estando el sistema en modo armado, si es vulnerada una zona protegida se genera la activación de la sirena y el envío de la señal respectiva a una central de monitoreo.

En esa central de monitoreo el operador recibe la señal y llama al usuario para confirmar si la alarma es real o se trata de una falsa alarma. De confirmarse la alarma se da aviso a las autoridades, policía o bomberos para la asistencia, según sea el caso.

Para finalizar se debe aclarar que los sistemas de alarma no están conectados directamente con la policía o bomberos como muchos piensan, eso es un mito que se tiene que desterrar.

Share this post