Blog

Cortocircuito eléctrico: definición, causas, consecuencias y tipos.

Cortocircuito eléctrico.

Cortocircuito eléctrico.

Cortocircuito eléctrico es una de las fallas más comunes y también una de las más peligrosas que se pueden presentar en las instalaciones eléctricas. En el presente artículo explicamos todo lo referente a éste tema.

Cortocircuito definición y como se producen.

Un cortocircuito es una falla eléctrica que se produce cuando dos conductores de distinta fase o polaridad se juntan o hacen contacto físico entre sí. Este contacto directo ocasiona que la resistencia del circuito baje hasta cero, lo que genera un aumento brusco de la intensidad de la corriente eléctrica (Ley de Ohm). El aumento de la corriente es tan grande que produce temperaturas elevadas, derretimiento del aislante y fundición del conductor (Efecto Joule).

Un cortocircuito eléctrico se da en un circuito de corriente continua por el contacto entre el polo negativo – y el positivo +.  En el caso de un circuito de corriente alterna se da por la unión del neutro y fase, o entre dos fases.

Cortocircuito según RAE.

Según la RAE cortocircuito viene a ser un “circuito de resistencia muy pequeña, especialmente el que se produce por contacto accidental entre dos conductores”. Asimismo recomienda no confundir con “cortacircuitos” que se utiliza para nombrar a un dispositivo que sirve para cortar la corriente eléctrica.

Cortocircuito en ingles.

En el idioma inglés cortocircuito se traduce como short-circuit.

Causas de un cortocircuito eléctrico.

Las formas como se produce un cortocircuito pueden ser muy variadas. La causa mas común que desencadena esta falla es el deterioro del aislante de los conductores o cables eléctricos. Esto puede suceder porque los cables son muy antiguos, por sobrecalentamientos, o un uso inapropiado de la instalación eléctrica. Por ejemplo sobrecargar un tomacorrientes conectando infinidad de artefactos de manera irresponsable. En otras circunstancias se puede producir por cables sumergidos en tubos con agua. También se puede dar de manera accidental, al caer un objeto metálico entre dos polos expuestos de un circuito eléctrico.

Cortocircuito por sobrecarga de tomacorrientes.

Cortocircuito ocasionado por una sobrecarga de tomacorrientes.

Consecuencias de un cortocircuito.

Como ya dijimos los cortocircuitos producen una elevación de la corriente eléctrica, esto genera calor y chispa e inclusive flama. Por lo que podrían ocasionar un incendio si se juntan otros factores desencadenantes. De hecho, según las pericias que se hacen sobre los incendios, casi siempre el culpable es un cortocircuito. Otra consecuencia menos trágica es el daño de la instalación, pues el sobrecalentamiento de los conductores ocasiona que el aislante del conductor y empalmes se derrita, lo cual obliga a su reemplazo y reparación. Si la corriente es demasiado elevada, también puede fundirse el conductor de cobre. Como podemos ver, las consecuencias de los cortocircuitos pueden ser fatales, lo que nos obliga a tomar medidas de prevención al respecto.

Protección contra cortocircuitos.

La mayoría de instalaciones cuentan o deben contar con una adecuada protección contra cortocircuitos. Para ello se debe implementar la instalación de fusibles y llaves térmicas o termomagnéticas. Estos dispositivos de seguridad eléctrica actúan cortando el fluido eléctrico ante la presencia de una corriente superior a la nominal.

Como evitar un cortocircuito.

La mayor parte de los cortocircuitos se puede evitar utilizando materiales de calidad y cumpliendo las normas establecidas en el CNE (Código Nacional de Electricidad). A continuación vamos a dar unas recomendaciones básicas para evitar este tipo de fallas:

  • Instalar llaves térmicas correctamente dimensionadas, de valores que vayan de acuerdo al cableado que se va a conectar. Por ejemplo, una mala práctica muy extendida es instalar una llave térmica de 30 A para un cable #14AWG que sólo soporta 15 A, con esto, cuando haya un cortocircuito se va a quemar primero el cable antes de que salte la llave.
  • Evitar sobrecargar las instalaciones eléctricas conectando al  mismo tiempo varios artefactos de alto consumo de energía.
  • Utilizar materiales y accesorios de buena calidad para la construcción de las instalaciones eléctricas. No utilizar cables mellizos o paralelos, éstos han sido causantes de muchas desgracias.
  • Evitar conexiones defectuosas, con empalmes mal hechos o con falsos contactos, puesto que generan recalentamientos.
  • No realizar instalaciones eléctricas cerca a fuentes de agua o sitios muy húmedos. Si se hacen, utilizar los materiales y accesorios adecuados para ello.
  • Contratar a un electricista calificado para realizar la instalación y mantenimiento de los sistemas eléctricos. Muchas personas por ahorrar costos encargan esta labor a albañiles, pintores o gasfiteros. Los cuales no están entrenados o capacitados para realizar una correcta instalación.

Tipos de cortocircuito.

Existen diferentes tipos de cortocircuito tal como se detalla a continuación:

Tipos de cortocircuito.

Tipos de cortocircuito.

  • Trifásico: es el que se da de manera simultánea en las tres fases. No es común en instalaciones domiciliarias, normalmente se presenta en líneas de 60 KV.
  • Fase a neutro: es el que se da entre una línea activa y el neutro. Es el más común en instalaciones eléctricas domiciliarias.
  • Fase a tierra: parecido al anterior. Es el que se produce entre una fase y la línea de tierra de una instalación.
  • Fase a fase: también conocido como bifásico, es el que se da entre dos líneas activas de un circuito. En los suministros trifásicos es donde se puede presentar este tipo de cortocircuitos.

En Grupo Navarro contamos con personal calificado para detectar y corregir este tipo de fallas. ¡Contáctenos!.

 

Comparte este Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *