Descargas electricas o choques electricos

Que son las Descargas Eléctricas y como evitarlas

Las descargas eléctricas son muy peligrosas para el ser humano, se pueden recibir de fenómenos de la naturaleza como los rayos, o por un accidente en el hogar o el centro de trabajo.

¿Qué son las descargas eléctricas?

Una descarga eléctrica o choque eléctrico, es la circulación de corriente eléctrica a través del cuerpo humano; cuando la descarga provoca la muerte de la víctima, se llama electrocución.

La descarga eléctrica ocurre cuando una persona entra en contacto con una fuente de energía eléctrica; la corriente eléctrica pasa a través de una parte del organismo provocando el choque eléctrico.

Efectos de las descargas eléctricas en el cuerpo humano

El cuerpo humano debido a su composición química y física, representa un camino fácil o de baja resistencia para la circulación de la corriente eléctrica. Esto porque en su mayoría está compuesto de agua y sales minerales, las cuales tienen propiedades conductivas.

La exposición a la energía eléctrica puede no ocasionar ninguna lesión o puede provocar daños graves e inclusive la muerte. Las quemaduras son las lesiones más comunes causadas por las descargas eléctricas y los rayos. Algunos otros efectos de un choque eléctrico son los paros cardíacos, asfixia, contracciones musculares y parálisis cerebral.

¿Cuánta corriente soporta el cuerpo humano?

Según las mediciones, el cuerpo humano posee una resistencia eléctrica de entre 300 y 1,000 ohmios; eso dependiendo de la constitución física de la persona y qué parte del cuerpo hace contacto al ingresar la corriente.

Esto quiere decir que si tocamos una fuente de energía de 220 voltios, y tomamos como referencia una resistencia media de 600 ohmios, según la ley de Ohm I=E/R, tendríamos una corriente de 36 miliamperios.

Como se calcula que el cuerpo humano puede soportar un máximo 25 miliamperios de corriente eléctrica; con 36 mA ya estaríamos sufriendo los efectos de las descargas eléctricas antes mencionados.

Como se producen las descargas eléctricas

Independientemente de su edad todas las personas están propensas a sufrir descargas eléctricas; la mayoría ocasionadas por la exposición en el trabajo, la exploración imprudente y los artefactos eléctricos. Sin embargo la mayoría de las muertes por choque eléctrico están vinculadas a accidentes laborales.

Existen muchas factores que determinan la gravedad de las lesiones que pueden producirse, si es que las hay. Estos factores incluyen el tipo de corriente que interviene, que puede ser corriente alterna (AC) o corriente continua (DC). La cantidad de corriente viene determinada por el voltaje de la fuente; pero también por la resistencia de los tejidos implicados y el camino que recorre la electricidad a través del cuerpo.

Descargas eléctricas por alto y bajo voltaje

La electricidad de voltaje menor a 200v, por lo general no causa daños significativos en los seres humanos. La exposición a la electricidad de voltaje mayor a 200v, tiene el potencial de causar daños graves a los tejidos.

Las lesiones graves por choque eléctrico generalmente tienen un punto de entrada y salida en el cuerpo porque éste se convierte en parte del circuito eléctrico.

choque electrico

Si una persona va a auxiliar a otra que ha sufrido una descarga eléctrica de alto voltaje; debe tener sumo cuidado de no convertirse en una segunda víctima de una descarga eléctrica similar.

Si una línea de alto voltaje ha caído al suelo, puede haber un flujo circular de corriente que se extiende desde la punta de la línea; especialmente si la tierra está mojada o si la línea de voltaje entra en contacto con el agua.

Ante estos casos se debe llamar a los bomberos o personal especializado en resolver este tipo de incidentes. Asimismo se le debe avisar a la empresa eléctrica para que corte la electricidad.

Una víctima que ha caído de una altura o que ha sufrido un choque severo causándole múltiples lesiones; puede tener una lesión seria en el cuello y no debe moverse hasta que llegue el personal médico de emergencia.

Los niños son proclives a sufrir descargas eléctricas por el voltaje que se encuentra en la corriente doméstica (110-220 voltios). En niños menores de 12 años, los artefactos domésticos, los cordones eléctricos y los extensiones eléctricas provocan más del 60% de las lesiones según los estudios. Los tomacorrientes de pared son responsables de aproximadamente el 20% de las lesiones.

Las descargas eléctricas y los rayos

Las lesiones por rayos ocurren con poca frecuencia. Aunque caen alrededor de 8 millones de rayos por día en la tierra, pocas personas son alcanzadas y/o mueren a causa de ellos. Esto no significa que no se deban tomar las acciones de prevención respectivas.

Descargas eléctricas atmosféricas

Los rayos son una forma natural de descarga eléctrica que pueden o no producir quemaduras externas; sin embargo los rayos pueden herir o matar debido a un paro cardíaco o respiratorio. Asimismo los rayos suelen dejar lesiones neurológicas graves en las personas alcanzadas. Otras lesiones se deben a contracciones musculares severas provocadas por la electricidad.

Las heridas indirectas causadas por los rayos pueden ocurrir por el impacto de las fuerzas explosivas que pueden ocasionar. Por ejemplo el recalentamiento de la savia y el líquido de un árbol, el desprendimiento de los árboles debido a la presión del vapor que se genera cuando el rayo calienta la savia del árbol; o también por la carga eléctrica de un rayo que se descarga y fluye a través del agua y/o la tierra.

Las lesiones indirectas ocasionadas por dispositivos eléctricos hechos por el hombre y los rayos, pueden producirse por las llamas debido a que la ropa se prende.

Como evitar las descargas eléctricas

Las medidas para prevenir lesiones por descargas eléctricas dependen básicamente de la edad de las personas involucradas.

Niños

En el caso de los niños menores de 12 años, la mayoría de las lesiones eléctricas son ocasionadas por cables de corriente expuestos o en mal estado.

  • Realiza una inspección visual de toda tu instalación eléctrica y los cables de extensión.
  • Reemplaza cualquier cable que tenga la capa externa rota o dañada y cualquier cable que tenga el conductor expuesto.
  • No permitas que los niños jueguen con los cordones eléctricos.
  • Limita el uso de extensiones eléctricas y asegúrate de que el cable está dimensionado para la corriente que consumirá el aparato que está siendo alimentado.
  • Utiliza protectores para los tomacorrientes para evitar que los niños puedan utilizarlos.
  • Cambia los tomacorrientes y artefactos antiguos sin conexión a tierra a sistemas con conexión a tierra (de 3 puntas).
  • Reemplaza los tomacorrientes cerca de cualquier fuente de agua o humedad por unos tomacorrientes herméticos.
  • En los niños mayores de 12 años, la mayoría de las lesiones eléctricas son el resultado de la exploración y las actividades alrededor de sistemas de alta potencia.
  • Explica a los niños y adolescentes que no deben subirse a torres de energía, jugar cerca de sistemas de transformadores, o jugar en rieles de trenes eléctricos u otros sistemas electrificados.
  • Si la instalación eléctrica de tu casa no cuenta cuenta con interruptores diferenciales, compra e instala los que sean necesarios.
  • Solicita la revisión de tu instalación por un electricista profesional para asegurarte de no tener fugas de electricidad en artefactos o paredes.

Adultos

Entre los adultos, el uso del sentido común puede ayudar a reducir las accidentes eléctricos.

  • Si vas a trabajar con electricidad siempre deben verifica que la energía esté desconectada antes de operar sistemas eléctricos.
  • Evita el uso de cualquier aparato eléctrico cerca del agua. No manipules artefactos electrodomésticos con carcasa metálica sin zapatos o con calzado húmedo.
  • Ten cuidado y no te pares en el agua cuando trabajes con electricidad.
  • Sé cuidadoso cuando estés al aire libre durante una tormenta eléctrica con rayos.
  • Protégete de los rayos buscando refugio en una edificación grande, si te encuentras al aire libre mantente alejado de árboles y objetos metálicos.
  • Si estás pescando, nadando, surfeando o parado en el agua, sal inmediatamente y busca un refugio apropiado.
  • A veces las condiciones climáticas cambian repentinamente; lo que puede parecer un día normal o una simple lluvia puede de pronto producir un rayo.
  • Si eres electricista profesional o aficionado, utiliza zapatos dieléctricos y equipo de protección personal adecuado.
5/5 (1 Review)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *